Lunes 20 de Octubre de 2014

Países de la OPEP dominan consumo de gasolina

Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo no sólo figuran como principales productores de crudo del mundo, sino que también dominan el consumo de gasolina por habitante. Venezuela está en el sexto puesto, sólo superada por Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Arabia Saudita, Qatar y Libia.

De acuerdo con las cifras de la organización, el promedio de consumo de un habitante de la OPEP estuvo el año pasado en 0,70 litros de gasolina por día, pero el desglose por nación arroja que un residente de los Emiratos Árabes es el mayor consumidor de gasolina en el planeta: 3,33 litros diarios o 1.215,4 litros al año.

Kuwait y Arabia Saudita se anotan cada uno cifras de 2,5 litros por día per cápita, seguidos de cataríes y libios con un consumo de 2,4 litros por día.

En el caso de Venezuela, el consumo por habitante se sitúa en 1,59 litros diariamente o lo que implicaría que mensualmente cada ciudadano gasta 47,7 litros al mes o 580,3 litros anualmente.

Los datos superan la media del país en estados como Táchira, Falcón, Zulia y Bolívar debido al contrabando, según datos del Ministerio de Petróleo y Minería. Solamente en la entidad tachirense hay un consumo por habitante semejante al de Qatar.

Excepción. Irán figura como una de las excepciones entre los miembros de la OPEP. En dos años no sólo redujo en volumen la demanda interna de gasolina, sino que además logró que sus ciudadanos gasten menos combustible básicamente mediante la eliminación del subsidio en la tarifa que se adoptó a finales de 2010.

En 2009, esa nación consumió un máximo de ventas de 423.100 barriles diarios, lo que significaba que cada iraní en promedio consumía 0,91 litros por día. Dos años más tarde se reporta una disminución de 12% en las ventas sino que en términos per cápita también se vio una reducción al bajar a 0,78 litros por habitante diarios.

Ecuador registra un consumo de 0,48 litros por persona, Angola y Nigeria aparecen con 0,18 y 0,17 litros per cápita, respectivamente.

Fuente: El Nacional